jueves, 21 de septiembre de 2017

Experiencia 'escape room' con Canal Historia. ¡Dando esquinazo al Destripador!

Archivo propio.
Últimamente quizá hayáis visto entre las publicaciones de vuestros contactos de Facebook más 'aventureros' una foto donde, junto a un buen grupo de amigos, celebran haber salvado al planeta de un apocalipsis zombie, entre otras épicas hazañas. Y es que el ansia de emociones fuertes está llevando a mucha gente a encerrarse en habitaciones por todo el mundo. No nos estamos volviendo locos (al menos, no del todo), se trata del fenómeno 'escape room': un juego de escapismo donde se encierra a entre 2 y 6 participantes en un espacio físico, debiendo ser capaces de resolver con ingenio una serie de enigmas o rompecabezas para lograr salir de la habitación, normalmente en no más de 60 minutos.


Aunque el invento en cuestión tiene su origen en los 80 dentro del campo del videojuego, no se puso de moda a nivel mundial hasta 2006. Fue entonces cuando en Japón y Estados Unidos comenzaba a ensayarse el formato que hoy conocemos. Uno de los primeros ejemplos se creó precisamente en el corazón de Silicon Valley (California), donde un grupo de programadores alumbró Origen, escape room basado en algunos de los más famosos casos de las novelas de Agatha Christie. Sin duda, una buena manera de descargar estrés en el trabajo entre café y café.

Y de ahí a Europa alrededor de 2011, con Hungría y su franquicia ParaPark como punta de lanza. Como buenos amantes de toda 'burbuja' que se precie, en España ya tenemos más de 400 empresas dedicadas a ello, que ofrecen cientos de propuestas diferentes por hasta 140 ciudades de nuestra geografía. La palma se la lleva Barcelona, aunque sólo en los últimos tres años se han abierto en Madrid más de una docena de locales dedicados a este negocio en auge. A dichas salas acuden turistas, pero también grupos de gente del propio entorno en busca de una forma alternativa de ocio más allá de la típica quedada más copas, sin perder de vista la creciente oferta dirigida a familias con niños, celebración de cumpleaños, despedidas de soltero/a o team building para empresas. 

Las salas van variando según su temática, normalmente 'siniestra' y que bebe mucho de los géneros de misterio, thriller o terror: naves espaciales a la deriva, cárceles, búnkeres, o el laboratorio de un científico loco cualquiera son algunos de los diferentes 'apocalipsis' a los que podemos enfrentarnos. Por ello, no es extraño que buena parte de esta oferta esté inspirada muchas veces en episodios o personajes históricos especialmente truculentos. Es el caso de la nueva escape room a través de la cual Canal Historia está promocionando una de sus nuevas series: la investigación en torno a H. H. Holmes, el denominado primer asesino en serie de Estados Unidos.


Totalmente ajenas al fenómeno, fuimos amablemente invitadas* el pasado viernes por Canal Historia y Crimen + Investigación a probar la experiencia en ParaPark Madrid junto a otra pareja de chicas con las que tuvimos que infiltrarnos como periodistas en el 'Hotel de los Horrores' que el susodicho Holmes levantó con arreglo a la Exposición Universal de Chicago (1893). Al llegar nos pusieron un vídeo introductorio y las guías nos explicaron las reglas antes de bajar a la habitación con una inmersiva decoración al más puro estilo decimonónico. 

Como es natural, para no estropear la experiencia no os podemos contar pormenorizadamente en qué consistió cada una de las pruebas del juego, aunque sí que logramos salir a 8 minutos de que se agotase el tiempo, encontrando una dificultad y duración accesibles. No aparecen monstruos ni 'sustos'. Nada de fuerza bruta ni necesidad de un CV de infarto: tan sólo se requiere una pequeña dosis de lógica y unas buenas capacidades de observación y deducción. La negociación y el trabajo en equipo también son fundamentales, ya que nos permitirán ahorrar tiempo en las tareas. Cuidado, porque cometer un error al introducir las claves nos puede costar preciosos minutos. Vergüenza fuera a la hora de revolver paredes y mobiliario en busca de pistas que nos permitan cumplir el objetivo marcado.
Desarrollo de una escape room tradicional (La Taberna de Brottor)
En fin: que salimos encantadas y con ganas de repetir. Y es que dicen que esto de las escape rooms es como lo de los tatuajes, que da 'mono'. Así que ya estamos buscando más escapismo en clave histórica y hemos visto que hay propuestas serias y muy interesantes: recrear la Leyenda de la Campana en Huesca, escapar de un búnker original de la Guerra Civil Española en Madrid o hasta librarnos de una acusación de brujería.

¿Os parece una buena manera de acercar la Historia? ¿Cuáles nos recomendaríais vosotros? 

* Agradecimientos especiales a José Jiménez (Canal Historia + Crimen e Investigación).

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Rogamos que se respeten las reglas gramaticales y ortográficas en los comentarios.

Las faltas de respeto, la publicidad, spam, o cualquier otro comportamiento inadecuado implicarán la eliminación del comentario de manera taxativa.