jueves, 30 de noviembre de 2017

¿Por qué un historiador tendría que leer tratados sobre vampiros?

Tratado sobre los vampiros. Ed. Reino de Cordelia.
Fuente: Amazon
Había dos cosas por las que era genial ser librero: la primera, es que abrías tú las cajas de novedades y, la segunda, el descuento más que interesante con el  que contábamos los empleados. Era genial, y así ocurría, que no había semana que no me fuera con un par de libros para casa. 

Así cayó en mis manos el Tratado sobre los vampiros de Agustín Calmet. El tal Calmet, del que no tenía ni idea de su existencia, fue un reputado erudito y biblista abad benedictino que vivió en Francia a caballo de los siglos XVI y XVII. Según la contraportada, el libro había sido clave para autores posteriores como Polidori, Le Fanu o Stoker, sin la que nunca nos habrían llenado de pesadillas nuestras noches con sus relatos sobre vampiros. 

La cuidada edición de Reino de Cordelia y el prólogo de Luis Alberto de Cuenca me decidieron a comprarlo. Esto fue hace por lo menos diez años y desde aquella ando liado con los vampiros.

El libro, evidentemente, era un divertido tratado de lo que hoy podríamos llamar creencias populares. De aquella lectura salté al Teatro Crítico Universal de Benito Jerónimo Feijoo, obra que no había leído y que Luis Alberto de Cuenca contraponía a la del abad francés. La obra de Feijoo me maravilló en su conjunto, además de responder a aquellos que creyeran en vampiros diciendo, poco menos, que "dejaran las drogas".

Salto lógico de ahí al cuento de Polidori, Carmilla de Le Fanu y, cómo no, Drácula de Stoker en una buena edición. Aún recuerdo lo que disfruté con su lectura. Desde entonces, estoy como loco por hacerme con una edición espectacular que tiene Akal, Drácula anotado. Para mí es la mejor edición que he manejado, pero es que vale un buen dinero. Lo hubiera comprado ya, pero los "malvados" de Akal tienen también las mejores ediciones de las Aventuras de Sherlock Holmes. Hablamos que cada tomo está en torno a los 60 euros y que los de Holmes son tres tomos. Por ahora quiero hacerme con éstos y luego iremos a por Drácula. ¿Alguien me los regala? Je,je,je.
Bram Stoker, creador de Drácula. Fuente: Diario presente
Os puedo asegurar que con la lectura de Drácula podríais aprender mucha historia del fascinante siglo XIX desde una óptica nunca vista. Llegas a la conclusión sobre que cada época utiliza al vampiro como espejo de sus miedos, es decir, crea su propio vampiro. Bueno, llegué a esa conclusión tras leer el fantástico artículo de Francisco Morales Lomas titulado El recurso al vampirismo en la narrativa actual: de Polidori a Stephenie Meyer : claves y fundamentos. Morales se apercibe que en el Drácula de Stoker (pp.125-127)
El vampiro asume el papel de aristócrata desclasado, caballero de otra época frente al que se va imponiendo una visión del mundo diferenciada que se construye sobre otros resortes ideológicos de los que se volverá acérrimo enemigo: el racionalismo cartesiano, el individualismo, el abandono del aristocracismo y el espíritu medieval donde fundamentos como el honor, honradez, bondad, sencillez y no contaminación social era muy apreciado […] El vampiro es un aristócrata, un conde, un lord, un príncipe… que vive aislado, ajeno a la sociedad. Por esta razón solo aparece a partir de medianoche, cuando los burgueses están dormidos, cuando la “otra” sociedad, el otro “statu quo” puede hacer su aparición. El vampiro es un ser ajeno al orden social reinante, un peligro que solo surge cuando éste se encuentra dormitando. 
Ahora decidme que hacemos nosotros con el niñato pijo reflectante de Crepúsculo. Creo que el vampiro, por ahora, se hizo del sistema o se ha domesticado. Como queráis verlo.También ando detrás de hacerme con Algo en la sangre. La biografía secreta de Bram Stoker, el hombre que escribió Drácula, donde se analiza la relación que tuvo Stoker con Oscar Wilde entre otros. ¿Qué puede salir mal? 
Bela Lugosi en el papel de...en su papel. Fuente: Vamped
El salto al cine era obvio, desde Nosferatu el vampiro ha crecido y evolucionado en las pantallas de cine. Y reitero, ved al vampiro no como un simple "personaje de miedo", sino como espejo de la sociedad a la que pretende asustar. Precisamente, preparando esta entrada me he topado con una tesis, realizada en 2015, que me he descargado de inmediato, La evolución del arquetipo del vampiro a través de las principales figuras cinematográficas y su correlación con ciertos cambios sociales, cuya autora es Claudia López Frías ¡Esto es un no parar!

¿Y qué os he querido decir con todo esto? ¿Por qué os cuento mis investigaciones personales fuera del mundo académico? Porque creo que no hay tema de investigación pequeño o ligero, que de todo se aprende, que lo que gusta es la búsqueda y poner tus nuevos conocimientos en relación con los que ya tienes, porque de ello saldrán enfoques nuevos cuanto más diferentes y variados sean nuestros intereses. ¿Habéis visto la que me he liado yo solo con el libro de Calmet? Buscad a vuestros propios vampiros.

Y ahora que lo pienso ¿Y los hombre lobo? ¡Lo dejo que me lío!

lunes, 27 de noviembre de 2017

Nuevo grupos Facebook dedicados a la Historia.

 Hola a todos:

Allá por 2015 sacamos una entrada titulada Grupos de Facebook para historiadores. En el momento de su publicación la entrada cosechó un número de entradas discreto sin más. Hay veces que fallas y otras que triunfas y es imposible saber por qué ocurre ninguna de las dos cosas. En el caso de esta entrada fue aún más extraño. Como sabréis, aprovechamos el verano para hacer como las televisiones, reposiciones de entradas antiguas y esta dio la sorpresa convirtiéndose en una de nuestras entradas más leídas. 

Portada de inicio de Las plumas de Simurgh.

Además, y conste que es algo que agradecemos muchísimo, mucha gente nos dejó comentarios en nuestro Facebook aconsejándonos otras páginas. Fruto de todo ello es la lista que ahora os presentamos y que unimos a la primera que publicamos:

El primer grupo que os traemos es Historiadores del XIX, especie en peligro de extinción.  Ciertamente el siglo XIX no es de los que arrastre mayor número de investigadores ni grandes éxitos de venta, pero es básico conocer el XIX para entender muchas de las cosas que ocurren a día de hoy. 

Otro grupo a tener en cuenta es Historia PARA todos, de carácter divulgativo y del que destacamos sus aportes gráficos. Seguimos con tres páginas de carácter más profesional, que son los siguuentes.
    El siguiente grupo es Historia Política, página perteneciente al Instituto de Investigaciones Dr. José María Luis Mora,  que ofrece multitud de recursos descargables. También a destacar es El coloquio de los perros. Historia Cultural de los animales, y no, no es porque sea de nuestra compañera Iris, sino por su originalísima temática. Royal Sites Heritage es otra página imprescindible para la gente de Historia Moderna que quiera estar al tanto de los avances de este grupo de investigación.
    Portada del Facebook de El Café de la lluvia.

    Otro grupo, asociado a un blog, es el de Las hojas del bosque, que trata al mismo desde el punto de historico, mitológico y natural. Otra propuesta de lo más original. Seguimos con Ad Absurdum - Blog, página imprescindible para echarnos unas risas históricas. Si nos unimos al grupo Las plumas de Simurgh, estaremos informados de las novedades del fantástico blog homónimo dedicado a Mesopotamia y Persia. Papiros Perdidos es otro proyecto que los incondicionales del Antiguo Egipto no pueden perderse. Y por último, pero no por ello menos importante, está El Café de la Lluvia, un grupo muy potente, que tras estar estar unos años en Radio Vallekas, han dado el salto a medio de comunicación cultural comandado por Javier Fernández Negro.

    ¿Podéis aportarnos más grupos?

    jueves, 23 de noviembre de 2017

    Lecturas recomendadas y novedades editoriales (2017)

    En la entrada de hoy vamos a hablar sobre algunas novedades editoriales en materia de historia, de este año y recomendaremos diversas obras para pedir estas navidades a los Reyes Magos. ¡Comenzamos!

    Novedades editoriales

    Portada del libro "La junta de vestir la casa"
    La casa del libro.
    ALBI DE LA CUESTA, Julio (2017): De Pavía a Rocroi: los tercios españoles, Desperta Ferro Ediciones, Madrid [Reedición de un libro clásico, publicado por primera vez en 1999, que realiza un recorrido por la historia de los tercios de la Monarquía Hispánica, desde sus orígenes hasta comienzos del siglo XVIII].

    FONTANA, Josep (2017): El siglo de la revolución. Una historia del mundo desde 1914, Crítica, Barcelona. 
     [El libro hace un recorrido desde 1914 hasta nuestros días a través de los diferentes movimientos políticos del siglo XX con el objetivo de entender mejor el presente].

    GIL MARTÍNEZ, Francisco (2017): La junta de vestir la casa (1636-1643). Juntas, financiación de la corte y venalidad, Polifemo, Madrid. [Esta obra es resultado de su tesis doctoral y en ella analiza, por un lado, el contexto político e institucional de las juntas y, por otro, se centra en estudiar la Junta de Vestir la Casa].

    KAGAN, Donald (2017): Hombres de bronce. Hoplitas en la antigua Grecia, Desperta Ferro ediciones, Madrid. [Obra que aparece del resultado de un congreso realizado en 2008, en la Universidad de Yale, en el que se reunieron varios especialistas de la materia].

    Novedades de novela histórica



    Portada del libro "El espía del rey"
    La casa del libro.
    POYATO, José Calvo (2017): El espía del rey. Ediciones B, Barcelona. [Cuenta la historia de un científico español, Jorge Juan, en tiempos de Fernando VI que será enviado a Londres como marino ilustrado pero su verdadera razón era la de espiar a los británicos para que Ensenada realizase sus proyectos marítimos].


    SILVA, Lorenzo (2017): Recordarán tu nombre, Destino, Barcelona. [En esta novela, narrada en primera persona, se cuenta la historia de la sublevación militar de Barcelona el 19 de julio de 1936 y el desafío entre el general Goded y el general Aranguren].

    Lecturas para pedir a los Reyes Magos

    ALBI DE LA CUESTA, Julio (2009): El último virrey, Ollero y Ramos, Madrid. [El libro se centra en el siglo XIX, concretamente en la reacción que desde Perú se proyectó para hacer frente a los diferentes movimientos independentistas y que posteriormente darían lugar a las Repúblicas de Ecuador, Chile y Bolivia].

    CASO, Ángeles (2005): Las olvidadas. Una historia de mujeres creadoras, Planeta, Barcelona. [En este estudio rastrea la vida de diferentes mujeres a lo largo de la historia que precedieron a las creadoras del mundo actual, como Hildegarda de Bingen o Aphra Behn, con la intención de reivindicar su papel en la Historia].

    GALÁN SÁNCHEZ, A. y CARRETERO ZAMORA, J. M. (eds.) (2013): El alimento del estado y la salud de la <<Res Pública>>: orígenes, estructura y desarrollo del gasto público en Europa, Instituto de Estudios Fiscales, Madrid 
    [El objetivo del libro es contribuir al estudio sobre el gasto de los diversos estados para complementarlos con otros sobre la historia fiscal de España y Europa y las diferentes fuentes de ingresos que obtenían para su mantenimiento].

    GEORGIEVSKA-SHINE, Aneta y SILVER, Larry (2014): Rubens, Velázquez and the king of Spain, Ashgate Publishing Limited, Surrey. [A través de este estudio se considera en profundidad las conjuntas contribuciones artísticas de ambos pintores en el conjunto pictórico de la Torre de la Parada, creado a finales de la década de 1630].

    Portada del libro "Las olvidadas.
    Una historia de mujeres creadoras".
    La Casa del Libro.
    GONZÁLEZ ARCE, José Damián (2016): La casa y corte del príncipe don Juan (1478-1497). Economía y etiqueta en el palacio del hijo de los Reyes Católicos, Sociedad Española de Estudios Medievales, Sevilla [El autor analiza la casa del hijo de los Reyes Católicos, su organización, tanto desde el aspecto económico, como en el aspecto ceremonial y de etiqueta].

    IMÍZCOZ BEUNZA, J. M. y ARTOLA RENEDO, A. (coords.) (2016): Patronazgo y clientelismo en la Monarquía hispánica (siglos XVI-XIX), Servicio editorial de la Universidad del País Vasco, D.L. 
    [La obra estudia diferentes aspectos del patronazgo - el de los nobles, el patronazgo regio y el del gobierno imperial de la monarquía de los Austrias - al mismo tiempo que su evolución hasta la crisis del sistema del Antiguo Régimen].

    MANZANO, Eduardo (2011): Conquistadores, emires y califas. Los omeyas y la formación de Al Ándalus, Crítica, Barcelona. [El libro nos muestra una visión renovadora de los tres siglos que siguieron a la conquista árabe de 711 en España con nuevas aportaciones de los hallazgos más recientes de la arqueología y la numismática, además de la lectura de diversas fuentes árabes y latinas].

    MARTÍNEZ MILLÁN, J. y HORTAL MUÑOZ, J. E. (dirs.) (2015): La Corte de Felipe IV (1621-1665). Reconfiguración de la Monarquía católica, tomo 1, 3 vols., Polifemo, Madrid. [A través de este completo estudio podemos ver, a través de nuevos enfoques sobre el reinado de Felipe IV, si realmente hubo decadencia y crisis durante su reinado y su "reconfiguración" a través de una nueva identidad].

    NIEVA OCAMPO, G., GONZÁLEZ CUERVA, R. y NAVARRO, Andrea M. (Coords.) (2016): El príncipe, la corte y sus reinos. Agentes y prácticas de gobierno en el mundo hispano (siglos XIV-XVIII), Universidad Nacional de Tucumán, Tucumán. [En esta obra se observa que a través de las relaciones personales es cómo se establecerían los vínculos con la Monarquía. De esta manera, se estudia desde los grandes agentes de poder hasta personas individuales que se interesaron por las dinámicas políticas de la Monarquía].

    Portada del libro 
    "Arte y cultura en la Granada renacentista"
    La casa del libro.
    PEREZ, Béatrice (2016): Les marchands de Séville. Une société inquiète (XVe- XVIe siècles), Pups, París-Sorbonne. [El estudio aborda la carrera de los mercaderes sevillanos a traes de alianzas, redes y diferentes posesiones, siendo promovidos, de forma más rápida, los mercaderes centrados en el comercio transatlántico].

    POLICARPO CRUZ CABRERA, José (coord.) (2014): Arte y cultura en la Granada renacentista y barroca: la construcción de una imagen clasicista, Editorial Universidad de Granada, Granada. [A través de los diversos trabajos que presenta la obra se intenta dar una visión conjunta sobre el proceso de construcción y consolidación de una Granada clasicista del mismo modo que un lugar artístico de primer nivel durante el Renacimiento y el Barroco].


    Gijs Versteegen (2015): Corte y Estado en la historiografía liberal: un cambio de paradigma, Polifemo, Madrid. [Resultado de la tesis doctoral del mismo autor. En él analiza la evolución de la concepción del estado cortesano durante los siglos en que estuvo vigente a través de las reflexiones de diversos pensadores y la manera en que fueron apareciendo diferentes corrientes de pensamiento que transformaron la Corte en el Estado-nación].

    Y esto es todo lo que he me ha parecido que era necesario reseñar, por el momento. Esperemos que alguno caiga por Navidad este año. De ser así, realizaremos su consiguiente reseña. A lo largo del próximo año, realizaremos también otra entrada sobre nuevas novedades editoriales y ampliación de nuestra bibliografía temática.


    Buena semana a tod@s!

    lunes, 20 de noviembre de 2017

    Preguntas que todos nos deberíamos hacer antes de lanzarnos a escribir como si no hubiera un mañana.

    Quien siga éste blog desde un tiempo, sabrá de mi interés sobre el hecho de escribir para el historiador. Qué discurso llevar, cómo articular nuestro trabajo, cómo hacer atractivos nuestros escritos.

    Una cosa que me sorprende de la carrera es que no tengamos una asignatura que nos enseñe a redactar bien. Te dicen que eso "se da por supuesto", que todos los de "letras" sabemos redactar por el hecho de ser de humanidades. ¿Perdón? ¿Alguien le ve sentido a esto? Y más necesario me parece que nos enseñen a redactar cuando la Historia tiene dos salidas muy claras, docencia o investigación, donde la redacción es elemento clave para desarrollar nuestra profesión.

    La falta de formación es éste aspecto se hizo más evidente para mí cuando me preparé para dar un "Taller de Escritura" . Ya he dicho es más  de una ocasión que nosotros no escribimos literatura, sino ensayo, pero esto no nos exime, dentro de los límites del ensayo, a redactar de manera adecuada

    Sentadas estas bases, que supongo lógicas para todos, vamos a ver qué cosas hay que plantearse incluso antes de ponernos a escribir. El listado que sigue lo extraigo de un libro de Daniel Cassany llamado La cocina de la escritura del que en un futuro sacaremos más entradas. Las preguntas, relacionadas con trabajos de historia, tienen respuestas inequívocas en algunos puntos, aunque en otros tendremos que tomar decisiones personales. Comencemos:
    Fuente: Casa del Libro.

    - ¿Me gusta escribir? ¿Qué es lo me gusta más de escribir? ¿Y lo que me gusta menos?

    Si no te gusta escribir mal empezamos, a lo mejor te has equivocado de carrera.  Analiza qué parte del proceso te gusta de escribir y el que menos y toma decisiones en consecuencia. Potencia lo que te gusta y soluciona, en la medida de tus posibilidades, lo que menos te gusta.

    - ¿Escribo muy a menudo? ¿Me da pereza ponerme a escribir?

     De nuevo, tenlo claro, escribir va a ser una parte muy importante de tu tarea de historiador. Tienes que escribir casi cada día porque, qué duda cabe, cuanto más escribamos mejor lo haremos. Sobre la pereza, pues va por días, pero a todos nos da más pereza trabajar unos días que otros. 

    - ¿Por qué escribo? 

    Esta es una de las obvias. Responded como queráis. Para aprobar, para comunicar vuestras investigaciones, para divulgar... Escribir vas a tener que hacerlo. Busca el motivo que más te ayude.

    - ¿Qué escribo? ¿Cómo son los textos que escribo? ¿Qué adjetivos le pondría?

    Otra de las obvias, ensayo académico. No hay más. Ahora bien, ¿cómo los escribo? ¿Qué adjetivo le pondrías? Lee lo que escribes y sé sincero/a contigo mismo. Tarea nada fácil, aviso.

    - ¿Cuándo escribo? ¿En qué momentos? ¿En qué estados de ánimo?

    Clave. Hay gente que escribe mejor de noche, otros de día, otros a media tarde...¡yo qué sé! Cada persona es un mundo. Piensa cuándo estás mejor para escribir y reserva un espacio y tiempo solo para ti. Apaga el móvil, avisa a la gente y te aíslas. Si empiezas a decir "hoy no porque tal..., mañana que Pascual...". Tajante con eso. No estás para nada ni para nadie. El estado de ánimo influye, qué duda cabe, pero si tienes que escribir tendrás que aprender a controlarlo. Podrás tener enfermedades de familiares, problemas sentimentales o nervios por el partido de lo que sea pero el mundo no se va a parar por eso. Tendrás que aprender a lidiar con ello y no siempre será fácil ni posible. Por eso es mejor solo parar cuando sea estrictamente necesario. 

    - ¿Cómo trabajo? ¿Empiezo enseguida a escribir o antes dedico tiempo a pensar?
     ¿Hago muchos borradores?

    En nuestro caso, más que recomendable dedicar un tiempo a pensar.  Tener un esquema sólido, aunque lo más probable es que evolucione a lo largo del trabajo, es básico. Ya dedicaremos alguna entrada al tema de los esquemas. Los borradores, al menos en mi caso, también son básicos. Sacar a la primera un texto decente creo que entra dentro de la ciencia ficción. Lo lógico es que al principio necesitemos muchos borradores y, con el tiempo, menos. Pero borradores siempre son necesarios.

    - ¿Qué equipo utilizo? ¿Qué utensilio me resulta más útil? ¿Cómo me siento con él? 

    Esto, a priori, parece una tontuna pero nada más lejos de la realidad. Para pensar, para crear un texto argumentado, a algunos les vale con la pantalla del ordenador. Otros pensamos mejor con una libreta y un lápiz, a la antigua, con el sonido del papel rasgado por el grafito. Otros preferirán una pluma, o un BIC, de nuevo da igual. Lo que os sirva para concentraros y crear textos de calidad.
    Ernest Hemingway escribiendo. Fuente: Yorokobu
    - ¿Repaso el texto a menudo? ¿Consulto diccionarios, gramáticas u otros libros?

    Más nos vale y más nos vale.  De sentido común ambas cosas.

    - ¿Me siento satisfecho/a de lo que escribo?

    Nunca estaremos satisfechos del todo. Al menos eso es lo normal. Como mucho no nos parecerá  lo peor. Siempre tendremos la impresión de poder mejorar. 

    - ¿De qué manera creo que podrían mejoras mis escritos?

    Complejo, muy complejo. Esto nos obliga a ser sinceros con nosotros mismos. A reflexionar de manera profunda sobre nuestros escritos y nuestra actividad investigadora.

    - ¿Cómo me gustaría escribir? ¿Cómo me gustaría que fueran mis escritos?

    Seamos sinceros, yo nunca seré uno de los grandes y, probablemente, vosotros tampoco. Bien visto, eso nos quita mucha presión pero, ¿y lo bien que lo pasamos mientras lo intentamos? Seguro que tienes algunos historiadores de cabecera que os gusta cómo escriben. Coged aquello que os guste de ellos e intentad aplicarlo a vuestros escritos con vuestro toque personal.
     
    - ¿Qué siento cuando escribo? Alegría, tranquilidad, angustia, prisa, (...) placidez, cansancio (...)

    Esto, y siento la sinceridad, en nuestro caso es anecdótico. Reitero que para el historiador  es necesario escribir y a lo largo de nuestra vida tendremos muchos y diferentes momentos. Intentad que escribir sea lo más placentero posible. En mi caso, cuando la cosa fluye, que no es siempre, es la sensación más placentera que conozco.

    - ¿Estas sensaciones afectan de alguna manera al producto final?

    Ligado con lo anterior, necesario que afecten en la menor  medida posible.

    - ¿Qué dicen los lectores de mis textos? ¿Qué comentarios me hacen más a menudo? (...)- ¿Los leen fácilmente? ¿Los entienden? ¿Les gustan?

    Básico que os lean otras personas y de distinta condición. Compañeros, amigos que no tengan que ver nada con nuestra especialidad...todo el que se preste y que sean sinceros con respecto a la valoración de vuestro trabajo. No todas las críticas tienen que ser  positivas y tenemos que tener la humildad para aceptarlas. Pensad que nos quieren ayudar. Otra cosa es que aceptemos la crítica y cambiemos nuestro escrito. Valorad lo que os dicen y actuad en consecuencia. El último responsable de nuestro texto somos nosotros mismos. 
    Escribe con aquello que te sea más cómodo, ¡pero escribe!. Fuente: Cultura Colectiva
    - ¿Qué importancia tiene la corrección gramatical del texto? ¿Me preocupa mucho que pueda haber faltas en el texto? ¿Dedico tiempo a corregirlas?

    Más nos vale responder afirmativamente a todo esto.

    - ¿Me gusta leer? ¿Qué leo? ¿Cuándo leo? -¿Cómo leo: rápidamente, con tranquilidad, a menudo, antes de acostarme...?

    Si no te gusta leer, de nuevo, te equivocaste de carrera. Espero que leamos de todo, no solo sobre Historia y que leamos hasta dormidos. Es parte fundamental de nuestro trabajo.

    Espero  os ayuden estas preguntas a mejorar como escritores o, al menos, os hagan pensar y mejorar vuestra tarea de historiador.

    jueves, 16 de noviembre de 2017

    Colaboración en la revista «Descubrir la Historia». Un nuevo formato para llegar (aún) más lejos

    Hace un año más o menos buena parte de los proyectos de divulgación histórica que actualmente existen en España nos unimos en Twitter por la efeméride de la Batalla de Lepanto. Como bien cuentan aquí los compañeros de AdAbsurdum, realmente el hecho en sí fue lo de menos, ya que aquella experiencia bajo el hashtag #TuiteandoHistoria lo que consiguió fue llevar a conocernos un poco más y a reflexionar sobre la necesidad de unir esfuerzos.

    Y en ello seguimos, procurando difundir siempre desde nuestras cuentas el estupendo contenido del resto, así como haciendo incursiones o colaboraciones en los proyectos amigos. Así que mientras Juan termina su reseña pendiente de Historia Absurda de España (guiño guiño), en esta ocasión hablaremos sobre el trabajo que llevan a cabo en la revista Descubrir la Historia (DlH) y al ambicioso proyecto que el periodista Álvaro López Franco y su equipo tienen entre manos para 2018.

    Desde su nacimiento a finales de 2013, Descubrir la Historia se ha editado preferentemente como publicación digital en su propia web, hasta que un año después se detectara el potencial para lanzar una primera tirada en papel (financiada vía Verkami). Su objetivo era crear una publicación de divulgación histórica diferente, de periodicidad trimestral y contenidos útiles y de calidad, empleando un lenguaje y formato más accesibles para el gran público. Si estáis interesados en saber más sobre los inicios y avatares del proyecto, os dejamos esta entrevista de El Café de la Lluvia a su director en formato podcast.
    Archivo propio.
    Como allí nos cuenta Álvaro, su último número (Octubre, nº 11)* ha sido especial por muchas razones. Se trata del primero que se publica a todo color, con un formato más pulido que espera les ayude a distribuirlo en quioscos a escala nacional. Este número también es especial para Licencia Histórica porque en él colaboro con un artículo original: El Oficio de las Armas: un recorrido cinematográfico por la crudeza de las Guerras de Italia (1494-1559) (que podéis leer directamente aquí). En él trato de acercarme a la fidelidad del retrato que del conflicto hizo el director italiano Ermanno Olmi con una de sus películas de culto. En este número aparecen también otros viejos conocidos como Miguel Ángel Ferreiro Torrado (El Reto Histórico).

    Archivo propio.
    Archivo propio.

    ÍNDICE DE CONTENIDOS:

    * Si queréis haceros con él, podéis aprovechar la actual suscripción anual de 20 euros, un precio más que razonable por el que os lleváis hasta 6 números de la revista, un marcapáginas ilustrado con cada uno, más gastos de envío a casa incluidos. Además, si tienes algún proyecto divulgativo que promocionar, la misma suscripción te permite la opción de aparecer en anuncios clasificados.

    lunes, 13 de noviembre de 2017

    Congreso Internacional Quod Honestum. Duelo, Honor y Corte. Siglos XVI-XX.

    Hola a todos:

    Pasamos a informaros del Congreso Internacional Quod Honestum. Duelo, Honor y Corte. Siglos XVI-XX, que esperamos sea de vuestro interés.


    • Organiza: Universidad Rey Juan Carlos.
    • Sede: Campus URJC Madrid-Argüelles.
    • Fechas de celebración: 16-17 de noviembre de 2017 
    • Dirección: Calle Ferraz  Nº 74

    • Resumen del Congreso: 

    Cartel del Congreso facilitado por la organización.
    Considerado como un absurdo e irracional en nuestra mentalidad contemporánea, el duelo fue una notable institución que a lo largo de la historia contribuyó a mantener un modelo idealizado de aristocracia en Occidente. Porque el duelo, mucho más que un simple reto o desafío cargado de violencia, defendía las leyes preestablecidas del honor, de acuerdo al modelo ético, cultural y político dominante en cada época.
    De esta manera, el presente congreso, el primero en estudiar de manera exclusiva el papel desempeñado por el duelo, pretende servir como espacio de reflexión sobre un tema siempre controvertido y entendido como un mero fenómeno literario. Así, los directores del Congreso, los profesores José Antonio Guillén Berrendero (URJC) y Raquel Sánchez (UCM), abordan los desafíos y formas de inclusión del duelo dentro de la cultura cortesana y nobiliaria entre los siglos XVI y XX.
    El evento, encuadrado dentro de las IV Jornadas ‘La idea de Nobleza en la Europa Moderna’ y el II Seminario ‘Corte y poder político en la España del siglo XIX’, contará con la participación de investigadores y profesores procedentes de diferentes universidades nacionales y europeas. A través de sus comunicaciones, ponencias y debates, los asistentes podrán descubrir los problemas legales, culturales y de recepción del fenómeno del duelo y su articulación como una forma de violencia a lo largo de más de cuatro siglos.
    Portada del tríptico del Congreso facilitado por la organización.

    Además de la Universidad Rey Juan Carlos y la Universidad Complutense de Madrid, el Congreso ha contado con la colaboración de la Universidad de Alcalá de Henares, el Instituto Universitario de Historia de Simancas de la Universidad de Valladolid, así como el grupo de investigación COMONAL (Corte, Monarquía y Nación Liberal. En torno al rey y la modernización política de España) y la Escuela de Esgrima Histórica de Madrid, quien llevará a cabo una exhibición a modo de clausura del congreso.
    Anverso del tríptico facilitado por la organización del Congreso donde podemos consultar el programa.
    Un saludo a todos.

    jueves, 9 de noviembre de 2017

    Reseña de: Éboli. Secretos de la vida de Ana de Mendoza

    Portada del libro. La Casa del Libro.
    Hace unas semanas, nuestro compañero Roberto estuvo hablando sobre la manera de seleccionar un buen libro académico. En la entrada de hoy vamos a realizar una reseña sobre el libro "Éboli. Secretos de la vida de Ana de Mendoza" escrito por Nacho Ares, donde las teorías de Roberto en torno a los malos libros se cumplen una a una.

    Lo primero que llama la atención al leer este libro es que ha sido escrito por un autor que es egiptólogo, por lo tanto ya empezamos un poco mal. Como se decía en la entrada que hemos comentado, una de las cosas que es importante saber antes de elegir un libro académico es el autor. 

    En este caso, Nacho Ares, se licenció en Historia Antigua por la Universidad de Valladolid y, aunque tiene numerosos artículos de referencia sobre el tema, me sorprende que pueda escribir un libro sobre Ana de Mendoza, princesa de Éboli, por muy "ebolimaníaco" o "friki de la princesa de Pastrana" (como él se autodenomina) que sea.

    Es como si yo, que me estoy especializando en la economía del siglo XVII escribo sobre las pirámides de Egipto, que me encanta el tema. Pues, sinceramente, no lo veo.

    El libro está dividido en cuatro partes con un total de seis capítulos más un epílogo y unos apéndices. De las referencias bibliográficas, mejor no hablemos. No porque no sean interesantes, y más sobre este personaje, sino porque el libro apenas tiene dos hojas de información bibliográfica y, todas ellas, secundarias. Cada referencia que hace en el libro de una carta o alguna información de determinados documentos históricos los analiza a través de otros autores, como por ejemplo el de Gaspar Muro (1877), obra de referencia sobre la princesa de Éboli.
    Belén Rueda como Ana de Mendoza en la serie de Antena 3 La princesa de Éboli. Fuente; Atresplayer
    Una vez visto esto, aún así le di una oportunidad, porque siempre la figura de Ana de Mendoza me había llamado la atención y había visto también la película de La Conjura de El Escorial - la cual no tuvo buenas críticas (lógico y normal)- y la serie de televisión Teresa de Jesús, que también menciona en este ejemplar.

    No obstante, mientras pasaba las páginas, más me "tiraba de los pelos" porque estaba lejos de ser un libro académico, bien estructurado y analizado, como yo tenía la esperanza para convertirse en un simple libro divulgativo para los que dicen que "aman la historia" o "tienen curiosidad por ella". No señores, estos libros, están muy bien si quieres para reírte o pasar el rato, pero si de verdad quieres aprender historia por gusto o por dedicación, estos libros no sirven. 

    Os pongo un ejemplo de ello, que yo estuve un par de horas pensando en si seguir con el libro o no. En la página 56 de la obra, se habla sobre la característica singular de Ana de Mendoza: la ausencia de uno de sus ojos. Cito:
    "Esa mezcla de imagen de pirata del Caribe e ingenuidad forman un todo extraño y terriblemente atractivo que no deja indiferente a nadie que observe con detenimiento cualquiera de sus retratos atribuidos".
    ¡¿Perdón!?

    Fotograma del capítulo 5 de Santa Teresa de Jesús (TVE)
    Si realmente quieres ser un poco académico esta serie de cosas no puedes decirlas de verdad. Al igual que suponer hechos que no tienen unas fuentes que lo afirmen, como hace en la página 66 en la que da su opinión sobre si la princesa tuvo alguna enfermedad en su ojo que "con el paso del tiempo empeoró hasta llegar al punto de impedirle la visión por completo y tener, además un aspecto feo, seguramente blanquecino".

    Otra de las "bombas" del libro es cuando habla sobre los "amoríos" de la princesa (pp. 79-89) donde se habla de las insinuaciones de si uno de los hijos de Ana de Mendoza, Rodrigo de Silva, fue hijo natural de Felipe II o no y ¡todo porque era rubio! y el resto de sus hermanos no. ¿En serio la única preocupación de saber si de verdad fue esto así es a través de la genética del cabello?

    No os destriparé más el libro para que lo leáis si queréis echaros una risas. Cabe preguntarnos porqué ocurre esto actualmente, es decir, porqué vende más un libro divulgativo que uno estrictamente académico y deberíamos replantearnos llegar a un público más amplio, a través de ella pero sin perder las bases académicas y, de esta manera, revalorizar tanto las Humanidades en general como la Historia en particular.

    lunes, 6 de noviembre de 2017

    ¿Es lícito citar Wikipedia en trabajos académicos de Historia?

    Hubo un tiempo, no tan lejano, en que los estudiantes acudíamos en busca de información para nuestros trabajos a la enciclopedia. Normalmente, la misma se componía de una hilera interminable de tomos elegantemente encuadernados, situados en el gran mueble mural del salón de tu casa. Allí íbamos con cierto temor reverencial, no fueras a tirar una puñetera figura de Lladró que había justo al lado, en búsqueda de información. Otros tiempos, otras costumbres.
    Decoración de figuras que podías encontrar en cualquier casa "ochentera". ¡Y pobre de ti como te cargaras una! Estas son similares a Lladró, pero no lo son. Antes de que me salga un experto en figuras lo aclaro.  Fuente: Milanuncios.
    Ahora los alumnos desenfundan su smartphone/tablet y en cuanto buscan un término, allí encuentran en la primera página, primer puesto, la entrada de Wikipedia. Nadie mira en la segunda página de búsqueda. Vaya por delante que no veo nada reprobable en ello, lo primero que miramos todos es Wikipedia. Ni que decir tiene que hay mejores páginas al alcance de un estudiante, tales como Dialnet, pero el alumno siempre se vuelca en la Wikipedia. No me preguntéis por qué pero es así, muchos trabajos están hechos a "wikipediazos" y algunos copian directamente. 

    Para mí Wikipedia es una primera toma de contacto con cualquier tema, y dependiendo de la entrada como veremos ahora mismo. Lo que no hago es utilizar luego ése material, al menos directamente. Buscad en Wikipedia "Siglo XVI" y os encontraréis éste primer párrafo:
    Comenzó el 1 de enero de 1500 y terminó el 31 de diciembre de 1599. Es llamado el "Siglo de las Colonias". Comenzó con el año juliano de 1501 y finalizó tanto en el calendario juliano o del gregoriano 1600 (dependiendo del cómputo utilizado; el calendario gregoriano introdujo un lapso de 10 días en octubre de 1582.
    Obviando el galimatías de obviedades en torno a la fecha, me llama mucho la atención que llame al siglo XVI el "Siglo de las Colonias", primera vez que lo oigo y he consultado a varios compañeros sobre el mismo y nadie lo conocía. Algo falla. Analizando la entrada más en profundidad veremos que carece por completo de citas y bibliografía. Imposible fiarse de una sola letra expuesta en la citada entrada. 

    Por contra, vamos a ver ahora la entrada de Francisco Franco. Si la pasamos a PDF veremos que tiene una extensión de más de 60 folios, con más de 500 citas y una extensa bibliografía. Aquí sí que tenemos material con el trabajar, citas, bibliografía e incluso fuentes primarias. Lo que tenemos que hacer ahora es trabajar con el material que se hizo el artículo más que con el artículo mismo 

    ¿A qué se debe esta enorme diferencia? Pues Wikipedia nos responde en su propia página en un epígrafe llamado ¿Cómo saber si la información es correcta?:
    Como cualquiera puede editar cualquier artículo, es por supuesto posible que haya artículos parciales, desactualizados o con información incorrecta. Sin embargo, como hay mucha gente leyendo los artículos y monitorizando las contribuciones (...) la información incorrecta normalmente se corrige con rapidez. Así, la exactitud global de la enciclopedia está mejorando constantemente. (...) Wikipedia reconoce que no es, ni puede ser, fuente primaria de información. 
    Nadie les puede negar la sinceridad, eso está claro. Cualquiera puede escribir y errores tiene hasta que se corrijan, lo que no se asegura es que se corrijan de manera adecuada pues el "error" puede estar escrito por un catedrático y la corrección puede venir porque cuatro carniceros de Cuenca coincidan en su "respuesta". 

    Entended esto último como una figura retórica. El proceso es más complejo. Ellos mismos te están avisando que no pueden ser utilizados como fuente de información primaria. Al respecto recomiendo encarecidamente el fantástico artículo de Cuaderno de Cultura Científica llamado Me fío, o no, de Wikipedia, que muestra ejemplos de las entradas relacionadas con temas médicos. Cosa seria.

    Conociendo esto ¿tú citarías wikipedia? Lo primero es que tendrías que estar muy seguro, lo segundo es que es obvia la poca fortaleza de su estatus científico y lo tercero es que al no haber autor tampoco es que genere demasiada confianza. ¿Puedes citar entonces? Pues como me decía mi madre cuando preguntaba alguna obviedad, "¡Tú verás!" 

    Se puede hacer, y aquí te dejo el modelo APA para citar Wikipedia. Por poder se puede, y aquí hay debate en el propio equipo del blog, pero te reitero que "tú verás". Mi postura es clara después de lo dicho. A mí como profesor, y muchos compañeros míos coinciden,  no me gusta nada verlo y más cuando el alumno solo ha utilizado solo Wikipedia
    Captura de pantalla de la portada de Wikipedia
    Me podréis decir que yo mismo he dicho que la utilizo, que me aclare. He explicado cómo. Nosotros mismos ponemos en multitud de ocasiones enlaces a Wikipedia en el blog, y lo hacemos con la intención de dar una primera referencia, nada más. El problema viene de no entender qué tenemos entre manos

    Wikipedia vale para lo que vale, ni más ni menos. Wikipedia es un proyecto colaborativo gratuito que se actualiza y crece, que nunca para y  del que todos nos aprovechamos sin donar un solo euro. Yo solo conozco una persona que done. Y sin pasta es difícil mejorar. Es una cosa que últimamente veo en mucha gente, quieren comer en un restaurante de lujo a precio de Burger y eso es, simple y llanamente, imposible. 

    Uno de los editores de Wikipedia reconocía, puedes verlo en el enlace, la gran capacidad de mejora que le quedaba a la enciclopedia y que se podía comenzar por poner un sistema de ediciones revisadas, como se hace en la versión alemana, pero (siempre hay un pero), para eso tendrían que contratar más gente y con las donaciones actuales no era posible. ¿Estaríamos dispuestos a pagar por una Wikipedia mejor? ¿Os imagináis un internet sin Wikipedia? Millones de personas quedarían sin referencia, me los imagino a lo "Walking Dead" deambulando por la red sin rumbo

    Resumiendo, sí a Wikipedia, me parece un proyecto fascinante. Sí a consultarla como toma de primerísimo contacto teniendo en cuenta lo precario de la información que se me ofrece pero no a citarla en un trabajo académico. Y tú, ¿qué opinas?

    Un saludo.

    PD: Por supuesto el "fenómeno" Wikipedia da para mucho más. Una buena manera de introducirse más en el tema es acudir al capítulo que Anaclet Pons (2013) le dedica a la misma en su interesante libro El desorden digital. Guía para historiadores, Madrid, Siglo XXI.