jueves, 24 de mayo de 2018

Recomendaciones literarias en Radio Enlace de Hortaleza

¡Hola a todos!

Pues hoy habíamos quedado a comer muy  cerca algunos buenos amigos de facultad y doctorado. Todos buenos lectores y todos metidos  en mil batallas. En la comida, no sé cómo les he convencido para que me acompañaran en la pequeña sección de Literatura en el programa de Radio Enlace de Hortaleza que comanda Javier Robles, llamado "Un día en la vida". Así, he conseguido reunir en torno a los micrófonos a los historiadores Juan Castillo, Beatriz Bermejo y a nuestra compañera Miriam Rodríguez.

Instantánea de la Feria. Fuente: Madrid Secreto.

Dada la cercanía de la Feria del Libro de Madrid, el tema elegido era claro. Hacer recomendaciones literarias con una sola premisa, que no fueran necesariamente historia. Pues qué deciros, que lo pasamos bastante bien y que creo que os interesará.

Momentos antes de comenzar la entrevista. 
Os dejamos con la entrevista y os agradeceríamos mucho vuestras recomendaciones. ¿Os animáis?




lunes, 21 de mayo de 2018

El oficio del historiador, entre mito y realidad. Reseña de la ponencia de la Pint of Science de Miriam Rodríguez.

¡Hola a todos! Como ya anunciamos en una entrada anterior, Miriam Rodríguez presentó en el bar 100 Gaviotas, dentro de la Pint of Science, su ponencia El oficio del historiador, entre mito y realidad. 

Comencemos por el principio, obviedad....y el principio no fue ni mucho menos cuando Miriam comenzó a hablar. El principio debemos situarlo meses antes, cuando comenzó a leer sobre el tema que le ocupaba. Alguno pensará, "¡Si son veinte minutos!". Otros creerán que para hablar de lo que es tu tarea diaria tampoco es necesario, ya habría leido algo. Obvio, pero ante todo profesionalidad. Una cosa es hablar con los colegas en un bar sobre el tema y otro es hablar en un bar ante un público que espera tener una charla científica, como lo es la Pint Of Science.
Miriam en un momento de su conferencia.
Staff completo de la Pint of Science 
del bar 100 Gaviotas
He tenido el privilegio de ver cómo ha ido creciendo el texto de Miriam. El texto y el Power Point, que estaba también muy currado. Y no, un Power Point no es poner "foticos". Es elegir cada imagen con criterio, buscar la imagen exacta, la palabra precisa (la sonrisa perfecta... aquí me he pirado... volvamos). 

Ahora sí, volvamos al bar 100 Gaviotas, que por cierto un bar muy recomendable. Camareros muy amables, nos pusieron unas tapitas y, la verdad, tiene una pinta estupenda pa tomar una una noche. ¡No todo es Historia! Como era de esperar por el nombre, decoración ochentera que, obviamente me encantó. Escenario perfecto pero nada hubiera sido posible sin las chicas del Staff de la Pint of Science. Atentas al sonido, a las ponentes... si habéis montado algún tinglado medio similar sabréis los mil y un detalles a los que hay que estas atentos.

El tema elegido por Miriam, El oficio del historiador, es algo que hemos comentado mil y una veces entre nosotros pero pensemos que el objetivo de la Pint of Science es acercar la universidad a la gente. Por lo tanto el tema me parece de lo más adecuado. Antes de hablar de nuestras investigaciones, hablemos de nuestra profesión. Por eso Miriam comenzó su ponencia argumentando que no somos, por mucho que nos gusten sus pelis, ni Indianas Jones ni zarandajas por el estilo

La charla continuó argumentando cómo trabaja un historiador o arqueólogo, que no es lo mismo. El respeto por las fuentes y su crítica, el relato histórico... tampoco podía faltar reflexiones sobre cómo nos ve la sociedad que, evidentemente es poco útiles. Las razones de esto, como podréis imaginar, son muchas y variadas. La charla terminó pidiendo a la sociedad que también nos ayude en nuestra labor.
Miriam Rodríguez en otro momento de su intervención.
Tras la charla vino un interesantísimo debate, lo que demostró que la charla fue un absoluto éxito. Un debate vivo y muy sugerente donde participó mucha parte del público y no, qué alegría, todo el mundo de humanidades. Gente de ciencias muy interesados por las humanidades. Compartiendo ideas. Vamos, el sueño de Licencia Histórica, donde pensamos que la separación entre ciencias y letras nos parece una soberana estupidez. 

¿Y cómo acabamos? Pues como mandan los cánones cenando en la mítica Plaza Dos de Mayo. Y es que Madrid en primavera...brutal. ¡Un saludo a todos!

jueves, 17 de mayo de 2018

El barón Armstrong, un paradójico precursor del ecologismo

Los mayores progresos de la civilización se experimentan inicialmente como sus peores amenazas.
Alfred North Whitehead

Tal vez el periodo de mayor cambio que ha sufrido la humanidad sea el que abarca los finales del siglo XIX y los comienzos del XX: el telégrafo y el teléfono, el motor de explosión, los antibióticos y la medicina moderna, los fertilizantes nitrogenados, la grabación del sonido y el cine, los alimentos enlatados, el refrigerador, la lavadora... y en medio de ello, de una forma u otra, la electricidad.

Sin duda, una época fascinante desde el punto de vista del progreso; pero como ya sabemos la tecnología per se es neutral, pero no tanto las intenciones con las que la usamos, tal como demuestra nuestro manejo de elementos radioactivos, que pueden ser utilizados en tratamientos médicos o con fines bélicos.

1000 cosas avanzan y 999 retroceden: esto es el progreso.


Un claro ejemplo de esta existencia de luces y sombras es la figura de William George Armstrong, primer barón Armstrong, científico, inventor, empresario y filántropo británico. Nacido en Newcastle upon Tyne en 1810, estudió derecho por imposición paterna, aunque siempre tuvo una clara vocación hacia la ingeniería.
El barón Armstrong, en torno a 1870 (J. Cosmas Vintage Photography)
En el verano de 1835, pescando en el río durante sus vacaciones, tuvo la gran revelación. Observando un molino de agua razonó sobre la gran cantidad de energía que podría generarse con incluso una pequeña cantidad de agua si se concentrase adecuadamente en una columna. Construyó una pequeña máquina en Newcastle, que pasó bastante desapercibida, aunque le sirvió para darse cuenta de que sería más eficaz un sistema de pistón que uno rotatorio. Tres años después publicó un artículo en la revista The Mechanics Magazine explicando su idea de grúa hidráulica.

En 1845 propuso a la Newcastle Corporation el uso de grúas hidráulicas en los muelles aprovechando la nueva traída de aguas a la ciudad, que demostraron ser un éxito. En 1846 fue aceptado como Fellow de la Royal Society como científico aficionado. En 1847 renunció a la abogacía y fundó en Newcastle la firma W G Armstrong Whitworth & Co Ltd para fabricación de grúas hidráulicas, que en pocos años llegó a ser una gran empresa, con 3.800 empleados en 1863, año donde poco a poco fue abandonando el liderazgo de la compañía.

Durante su periodo de mayor actividad fue responsable de diversos inventos que contribuyeron a cambiar el mundo, pues además de las grúas hidráulicas también fue responsable del acumulador hidráulico, y de diseños con una intención mucho más innoble, como el cañón Armstrong, creación por la que fue nombrado Knight Bachelor. Para evitar conflictos de intereses entre su empresa y el Departamento de Guerra del que comenzó a formar parte fundó la Elswick Ordnance Company, en la que no tenía participación financiera inicialmente. 

Pero en 1864 renunció al puesto del Departamento de Guerra y fusionó sus dos empresas, gracias a lo cual llegó a convertirse en uno de los hombres más ricos de Europa, suministrando cañones a la marina británica o vendiendo armas a ambos bandos durante la Guerra de Secesión de los EEUU. De su empresa se llegó a decir, tras construir un astillero en Elswick, que era la única de construir un acorazado completo, incluyendo su artillería. Aunque como ejemplo de su capacidad está que, en 1894, fue la empresa que construyó e instaló los motores de bombeo impulsados ​​por vapor, los acumuladores hidráulicos y los motores de bombeo hidráulico del Tower Bridge de Londres.

Las paradojas en torno a su figura no se detienen en esta combinación entre genio de la mecánica y responsable de la artillería moderna (que en la Gran Guerra se llevaría la vida de millones por delante), ya que aúna también la filantropía con los abusos laborales. Si bien financió museos, bibliotecas, escuelas, el germen de la Universidad de Newcastle y el parque Armstrong de la ciudad, fue inflexible con sus trabajadores: en la huelga de 1871 se negó a otorgarles una jornada laboral de 9 horas y no construyó viviendas para los mismos como sí hacían otros industriales.
Ilustración de un cañón Armstrong de 600 libras durante la Guerra de Secesión (Son of the South)

Vivimos en la tierra como si tuviéramos otra a la que ir


Pero la gran curiosidad sobre Mr. Armstrong es que fue, en lo referente a la defensa de las energías renovables y el ecologismo, un gran adelantado a su tiempo. En una visita a Madrid alabó la limpieza del aire (¡como cambian los tiempos!), lo cual fue un impulso a su deseo de limitar los humos de su contaminado Newcastle natal. Impulsor del alumbrado público, predijo en 1863 que Inglaterra dejaría de consumir carbón en 200 años, y alabó tanto la energía hidroeléctrica como la solar. 

Ese mismo año 1863 compró unos terrenos donde construyó su nueva casa de campo, Cragside, la primera del mundo en ser iluminada con energía hidroeléctrica; como curiosidad adicional, las bombillas no se corresponden con el diseño de Edison, si no con las patentadas originalmente por Joseph Swan. Además, en la finca plantó 7 millones de árboles y creo varios lagos artificiales para poder generar la energía eléctrica de la propiedad, que sirvió de tarjeta de visita de la capacidad industrial británica, al servir de residencia a eminentes invitados como el Sha de Persia o el rey de Siam.
Una de las salas interiores de Cragside (The Telegraph)
William Armstrong, primer ingeniero en formar parte de la Cámara de los Lores y primer Barón Armstrong de Cragside, falleció con el siglo XIX, ya que murió durante su última semana, el 27 de diciembre de 1900, y fue enterrado el último día del siglo. Es muy probable que hubiera sentido un gran interés por los inventos de Frank Shuman, inventor estadounidense pionero en el uso de la energía solar, el cual construyó en 1913 en el desierto egipcio la primera planta de canal parabólico. Sin embargo, la Primera Guerra Mundial acabó con su vida y con el proyecto. Pero esa, como suele decirse, es otra historia.

viernes, 11 de mayo de 2018

Entrevistamos en Radio Enlace de Hortaleza a Miriam Rodríguez, que nos presentará su charla en la Pint 2018.

Hola a todos:

Me llena de orgullo y satisfacción, que diría alguno, anunciaros que nuestra colaboradora Miriam Rodríguez Contreras participará en la Pint 2018 Madrid dentro del ciclo "Realidades, mitos y certezas" con la más que necesaria conferencia El oficio del historiador, entre mito y realidad. 

Datos del evento:
  • Fecha: 16 de mayo.
  • Hora: 19:30
  • Lugar: Bar 1oo Gaviotas (Algo me da, llamadme loco, que es un bar ochentero que me va a encantar.)
  • Dirección: C/ Eguilaz Nº 10.
Captura de pantalla de Pint Of Science España. Mapa de situación.
 Resumen de la Charla:

Trataremos desmontar los mitos que se tienen sobre los historiadores por su papel en series de televisión y películas para ver qué hacen realmente y si son como se muestran en ellas o no. Además también se abordará el importante papel que la historia, y los historiadores, tienen para el resto de la sociedad, demostrando la importancia de las humanidades en la sociedad actual.

Fachada donde se hará la charla, 100 Gaviotas.
Con motivo de ello entrevistamos a Miriam, para que nos presentara el acto, en Radio Enlace de Hortaleza dentro del programa "Un día en la vida" dirigido por Javier Robles. Empezamos muy bien anunciando todos los actos de la Pint 2018, que podéis ver aquí (hay para todos los gustos y en muchas ciudades españolas). Y digo empezamos, porque en cuanto pregunté a Miriam por su conferencia nos pusimos a hablar como locos sobre nuestra profesión. Como vosotros habréis hablado mil veces en un bar. Muy propio. Quedó poco académico pero muy divertido, o al menos así lo pasamos todos. Os dejo con el audio y espero veros.

¡Un saludo!

lunes, 7 de mayo de 2018

Festival Pint Of Science Madrid 2018

¡Muy buenas a todos!

Si os acordáis, en mayo del año pasado nuestro compañero de Licencia, Roberto, estuvo en la Pint Of Science que se realizó en Madrid, de la cual hicimos una breve reseña.

Este año tengo el orgullo de anunciar que también asistiremos a dicho evento. Concretamente, el próximo 16 de mayo expondré algo que puede ser conocido entre los estudiantes del Grado (y también la antigua Licenciatura) de Historia, pero desconocido por la mayoría de la gente de a pie: Los mitos y realidades del historiador.

Logotipo de la PoS y días de celebración.


La hora concertada es a las 19:30 horas y el lugar establecido será en Lakama Café (Calle de Augusto Figueroa, 17)

Escena de Indiana Jones: En busca del arca perdida.
La Vanguardia.
¿A quién no le han dicho, alguna vez, que Historia no sirve para nada? Seguro que muchos de vosotros os sentiréis identificados con esa frase. También con aquella de "¿Quieres ser como Indiana Jones?". No es que tenga nada en contra con este personaje, de hecho es una de mis películas favoritas desde mi niñez. Sin embargo, los historiadores no somos así.

Todo lo contrario a esos personajes de ficción. Los historiadores somos gente de a pie con un especial interés en el conocimiento del pasado humano. Por ejemplo, John H. Elliott, Peter Burke, Eric Hobsbawn, Mary Beard o Natalie Zamon Davis son, entre otros, algunos de los historiadores más importantes de nuestra época.

Mary Beard. Evening Standard
¿Por qué es importante hablar de este tema en la Pint? Creo que la figura del historiador, a pesar de lo que pueda pensar la gente, sigue siendo muy importante en nuestra sociedad, a pesar de ser una profesión que ha caído en el olvido.

Por otro lado, la Historia, a día de hoy, sólo se reduce en el público general, al conocimiento del mundo actual y se suele utilizar al servicio de unas recreadas "señas de identidad". Es decir, algunas ideologías se nutren de ese pasado o lo inventan, si no lo ven adecuado, para poder legitimar lo que están haciendo.

Para comprender la Historia, nuestra Historia, hay que utilizar la imparcialidad y la objetividad y alejar toda consideración moral. Por tanto, la verdadera Historia se debe alejar de aquellas presentaciones falsas del pasado, como diría H. I. Marrou, y oponerse a "falsos historiadores" (valga la expresión).
En consecuencia, los historiadores tenemos una gran responsabilidad que está siendo olvidada, puesto que los hechos del pasado influyen en nuestra actualidad. Defiendo, al igual que Eric Hobsbawn lo hizo, que debemos ser los encargados de hacer crítica de los abusos que se hacen de la Historia, para proteger y conservar los hechos de manera objetiva.

¿De qué manera podemos hacerlo? A través de la educación y de la cultura. No hace mucho tiempo, en los talleres que realizo en el Museo del Traje, me preguntó una mujer que si había estudiado Historia. Le dije que sí y ante esa respuesta me contestó que se alegraba de que escogieran a gente que ha estudiado esa carrera para explicar a los niños, de forma correcta, diferentes episodios de la Historia de España, que en los libros de primaria no solían estar; o, si estaba, se encontraba tergiversada. Creo que acercar la Historia a las nuevas generaciones, a través de las nuevas tecnologías es un acierto y hay que seguir por ese camino, aunque a los historiadores nos cueste habituarnos.

¡Nos vemos el 16 de mayo en Lakama Café con mucho más!

jueves, 26 de abril de 2018

¿Sabes utilizar Word? Antes de responder lee este post.

Hola a todos:

Parece, en principio, una perogrullada. Damos por sabido que todos sabemos Word. Bueno, una cosa es escribir en él y otra cosa es saber manejarlo sacándole todo el partido. Yo mismo estoy a ver si saco un rato para aprender un par de cosas que aún me faltan. 

Durante la carrera nunca noté mi falta de conocimiento sobre Microsoft Word, pero con el doctorado me di cuenta de todo lo que me faltaba. Y sí, los de ciencias estaréis gritando: "¡¡¡Chiquillo!!! ¡El LaTEX!" Y sí, toda la razón. En cuanto me sobren 30 segundos, y llevo ya tiempo buscándolos, me pongo a ello. Por ahora en Humanidades con el Word nos basta.
Servidor utilizando el Word en su "despacho" favorito. Archivo propio.
Hay una cosa que me sorprendió cuando comencé a dar clase es que muchos llegaban a la carrera sin saber justificar un texto. Y no, no es propio de una carrera en concreto o centro, es algo que he comentado con muchos compañeros profesores y es generalizado. Los de la generación de La bola de cristal (Fun, fun, Culombio, Culombio) pensamos que las nuevas generaciones son nativos digitales (por cierto, Juan, el teleco de a bordo, afirma que son un animal mitológico) y que por tanto saben utilizar herramientas informáticas. Y no, como digo en muchos casos no es así. Me he encontrado con algún "jovenzuelo" que asustaba. 
Parece mentira lo que simplifica la vida saber usar estilos, por ejemplo (Lifehack)
Además de justificar un texto....
  • ¿Sabes poner un interlineado?
  • ¿Crear estilos? Esto automatiza los procesos y lo hace todo mucho más fácil.
  • ¿Crear índices? Se pueden crear automáticamente. No hace falta poner "puntito, puntito, puntito y el número de páginas.
  • ¿Insertar fotos? Aviso que esto en cuanto metes unas cuantas imágenes esto se convierte en una pesadilla.
  • ¿Sabes poner referencias cruzadas?.
  • ¿Sabes realizar un efectivo control de cambios?.
  • ¿Sabes insertar hipervínculos?.
  • ¿Sabes crear una bibliografía en formato, entre otros APA? Si no sabes ni lo que es APA pincha en el hipervínculo pero ya. Es básico. Creo que desde este enlace os podéis descargar una plantilla word ya con formato APA. Al hilo de esto también tendría que aprender a sacarle partido a Zotero. Ya necesito un minuto libre...
Se me va a caer la boca de decir que este blog es la historia de mis fallos, yo en la carrera no sabía hacer ni la mitad y os aseguro que manejar Word y exprimirlo os va a evitar muchos dolores de cabeza y esfuerzos que yo me comí (junto con alguna bronca de quien imagináis) por no aprenderlo antes. Esto en ningún grado, en ninguno, os lo van a explicar pues se supone que tenéis venir sabidos de casa, y es básico para hacer trabajos de calidad, TFG, TFM o doctorado. Se aprende una vez y te servirá durante años. Así podrás escribir como Jerry Lewis:


Por todo lo anteriormente dicho os voy a enlazar unos vídeos, los mejores que encontré, para aprender a utilizar el Word.
Si no te gustan -para gustos los colores- hay miles, casi podría afirmar que millones, de recursos. No solo en youtube, te puedes descargar manuales, hay bloggers con cantidad de trucos, etc. ¡Será por recursos! Hay que echarle tiempo y ganas, como a todo. ¿Y si tienes alguna duda? Ponla en Google, seguro que alguien tuvo la misma duda que tú en algún momento y está solucionada.

Un saludo a todos.

lunes, 23 de abril de 2018

Historia de las mujeres para niños y no tan niños.

Volumen dedicado a Amelia Earhart.Ed. Alba.

En la entrada El día que me arriesgué a dar un curso de Historia de las mujeres, terminaba defendiendo la necesidad de incluir la Historia de las mujeres en las aulas, sin que por ello obviara la dificultad del empeño dada la locura de los programas de estudios de Historia. Parece que, por ahora, esta tarea debe recaer en los padres. Sabiendo esto, y como padre de una niña, me lancé a buscar lecturas adecuadas para hacer entender tanto a ellas como a ellos la importancia de las mujeres en la Historia. 

Pues, como muchos sabréis, ni he sido el primero en tener la idea y ni mucho menos el único, y es que estamos asistiendo a un boom de dicha temática, lo que creo que sera una buena noticia para todos. Así, por ejemplo, podemos reseñar la Colección Miranda de Edelvides o Pequeña&Grande de la Editorial Alba. Ambas, por lo que he podido ver, está orientado a primeros lectores con textos sencillos y unas ilustraciones muy atractivas.

Posiblemente uno de los primeros de los que  tuve referencia fue del libro de la editorial Planeta Cuentos de buenas noches para niñas rebeldes. Cien historias de mujeres extraordinarias, cuyo éxito le ha valido una segunda parte titulada Cuentos de buenas noches para niñas rebeldes. Cien historias de mujeres extraordinarias 2Parecen para niñas algo mayores y no estaría de más hacer la lectura junto a ellos porque estoy seguro que las preguntas arreciarán.  

La editorial Nórdica nos propone otro volumen que parece muy interesante titulado Mujeres en la Ciencia. 50 intrépidas pioneras que cambiaron el mundo, también ilustrado y para lectores. Debo reconocer que las ilustraciones del mismo son las que más me gustan y están realizadas por la diseñadora e ilustradora Rachel Ignotofsky. Para algo más mayores, a partir de doce años, es el volumen Las chicas son de ciencias. 25 científicas que cambiaron el mundo, ilustrado por Nuria Aparicio y editado por Montena.
Ilustración de Rachel Ignotofsky para Mujeres en la Ciencia. Fuente: mujeresconciencia.com
Si hablamos de ilustradoras no podemos dejar de reseñar el volumen de Nube de tinta titulado El futuro es femenino, donde se reúnen las más famosas profesionales del momento para confeccionar un bello libro sin que ello venga en prejuicio de un texto también muy trabajado. Penélope Bagieu nos presenta sus dos volúmenes de Valerosas. Mujeres que solo hacen lo que ellas quieren, donden se entremezclan vidas de científicas, artistas o activistas. Fórmula similar sigue el libro de Planeta Vidas extraordinarias, donde además se incide en las predecesoras o compañeras de viaje con las que contaron estas grandes mujeres.

Sin duda la palabra feminismo ha sido, y es, mal interpretada. Para deshacer el equívoco a los adolescentes que no lo tengan claro, Montena nos propone su Feminismo ilustrado. Ideas para combatir el machismo. No podía faltar en nuestro repaso la "clásica básica", Nuria Varela, cuyo Feminismo para principiantes ha sido reeditado en versión cómic y es apto para adolescentes "talluditos". Vamos, para todo el mundo.

Pues, queridos "niños y niñas", esto es lo que he encontrado para mujeres en la historia en una búsqueda no muy profunda. Supongo que habrá muchos más y esperemos calen entre nuestros pequeños, y no tanto. Porque esto de la igualdad  es ya una cuestión inaplazable. ¿Nos recomiendas más títulos para una Historia real?

Un saludo a todos.

jueves, 19 de abril de 2018

Historia para peques: Bajo las cenizas del Vesubio

Esta primavera si no tenéis ningún plan para los fines de semana os recomiendo pasaros por los talleres familiares que realiza el Museo del Traje.

La actividad se llama "Bajo las cenizas" y está dirigido a grupos familiares con niños entre 6 y 12 años de edad.

Recreación de la erupción del Vesubio.
En ella lo que pretendemos es que los más pequeños se acerquen a la historia de los primeros descubrimientos de Pompeya y Herculano y cómo a través de dichos hallazgos influyeron en en la vestimenta europea de finales del siglo XVIII. Para ello, en estas actividades invitamos a los asistentes a un ambiente participativo, interectuando con la educadora. Además, ofrecemos una práctica arqueológica dentro del taller para acercar a los niños tanto a esta ciencia como hacer este momento de la historia más comprensible.

Todos sabemos que en el año 79 d. C., momento en el que estaba el Imperio Romano bajo el emperador Tito Flavio Vespasianola erupción del volcán Vesubio enterró las ciudades de Pompeya y Herculano. 

No fue hasta el siglo XVIII cuando estas localizaciones fueron descubiertas (aunque hay autores que defienden que el descubrimiento tuvo lugar por el arquitecto italiano Domenico Fontana en 1550): Herculano en 1738 y Pompeya en 1748, gracias al patronazgo de Carlos III de España (1716-1788), que había sido años antes rey de Nápoles, con motivo de la construcción del Palacio de Portici (Nápoles).

Portada del libro de grabados de K. J. Weber
En el taller también hablaremos de los encargados de las primeras excavaciones. Por un lado, de Roque Joaquín de Alcubierre, ingeniero militar aragonés. Y, por otro, Karl Jacob Weber, arquitecto e ingeniero suizo. 

Ambos tenían una gran rivalidad por las diferencias en la metodología de excavación, es decir, el primero se preocupaba más de encontrar grandes objetos para impresionar al monarca español, mientras que el segundo se preocupaba más por el contexto, excavando las habitaciones completas. Lo que podríamos decir que Weber estaba más enfocado a los cimientos de la arqueología moderna, ciencia que desarrolló Carlos III.

Gracias a la publicación de Le Antichità di Ercolano Esposte entre 1757 y 1792 por parte de Weber se recogen los hallazgos más importantes de estos yacimientos, entre ellos los planos de la llamada Villa de los Papiros, en Herculano.

Pero, ¿cómo influyó todo esto en la moda europea? ¿cómo vestían en el neoclasicismo? Si os habéis quedado con la curiosidad os esperamos los fines de semana (hasta el 17 de junio) en el Museo del Traje.

Más información: 

Fechas: sábados y domingos(14 de abril - 17 de junio 2018)Horario: 11:15 - 13:30 hLugar: talleres didácticosDirigido a: grupos familiares con niños de 6 a 12 años. Cada niño/a ha de venir acompañado/a mínimo de un adulto.Inscripciones: https://goo.gl/iZvFoV


lunes, 16 de abril de 2018

Reseña de «Amazonas. Guerreras del mundo Antiguo» (Desperta Ferro Ediciones)

Portada. Fuente: Desperta Ferro Ediciones
Hace mucho tiempo, en una galaxia muy muy cercana, tenía que haber salido esta reseña prometida a los chicos de Desperta Ferro Ediciones. Vaya por delante -junto con mis disculpas- que el libro lo leí con gusto el verano pasado, pero entre unas cosas y otras no he podido atacar la reseña hasta hoy.  Adelantando mi veredicto, deciros que estamos ante un "señor libro".

Comencemos por la ficha técnica del libro:

El problema que tiene alguien como yo, cuyo campo de estudios es la Edad Moderna y no la Antigüedad, es saber si lo que lees es de calidad o no. Como ya dije en otra entrada, aquí te tienes que orientar por la editorial y las investigaciones previas del autor. La calidad del sello de Desperta Ferro creo que queda fuera de toda discusión y la autora es Adrienne Mayor, investigadora de la Stanford University con varios trabajos en el mismo periodo. 

El libro se divide en cuatro partes, la primera de ellas titulada ¿Quienes eran las amazonas?, donde la autora fija el objeto de su estudio, las Amazonas, comenzando por erradicar ideas preestablecidas falsas como aquella que estas mujeres se quitaban un pecho para disparar mejor o que odiaban el sexo con los hombres. Algo complejo, pues hay que separar, como en muchas otras ocasiones, mito de realidad.
Amazonomaquia, bajorrelieve ático del siglo IV a. C., Museo Arqueológico Nacional de Atenas. Fuente: Wikipedia




















Tras una búsqueda de localización de estas mujeres, en el segundo y extenso bloque la autora inicia una búsqueda arqueológica para presentarnos a las amazonas reales, su panoplia y sus costumbres (música, danza, drogas, etc.). Por cierto, entre sus ropas destacaban los pantalones, prenda muy cómoda para cabalgar, y que los griegos atribuyen su invención a las amazonas. Es decir, que muy probablemente, las primeras en "llevar los pantalones" fueron ellas. 

El tercer bloque es el dedicado a su mitología, que la autora recorre en un gran trabajo de erudición. Si alguien quiere toda la información de las mismas, que es una verdadera maraña, el trabajo de Mayor me parece el punto de partida ideal. El cuarto capítulo se analiza cómo en ámbitos geográficos y culturales tan distintos como China, Persia o Egipto, cuentas con sus propias y aguerridas amazonas. Cuando el río suena...
Las Amazonas, una imagen que aún sigue muy viva en nuestro imaginario con personajes como Wonder Woman.
Fuente: Nerdist
Este es un repaso muy muy somero a una obra que rezuma erudición, con notas profusas y multitud de imágenes. La bibliografía, como no podía ser de otra manera después de lo dicho, es imponente. Evidentemente, la obra es muy recomendable peerooo una pequeña crítica ponderada que espero que entiendan desde Desperta Ferro: la edición es de buena calidad pero la letra me parece muy pequeña, lo que dificulta un poco su lectura. Yo, que no tengo afortunadamente aún gafas, la leo, pero se te fatiga la vista. Entiendo que ampliar la letra supondría elevar mucho el precio del libro, que ronda los veinticinco euros, pero a lo mejor esto se podría valorar para futuras reediciones. 

Un saludo a todos.

jueves, 12 de abril de 2018

Historia absurda de Cataluña, de Ad Absurdum

Los catalanes, de las piedras sacan panes.
Francisco Gregorio de Salas

Portada del libro (Ad Absurdum)
Me gustan los de Ad Absurdum porque hacen cosas. Claro que en ocasiones hacen cosas que demuestran que les va la marcha más que a un políticucho una regalía.

Estos muchachotes murcianos sacaron hace unos meses Historia absurda de España, que ya reseñamos por estos lares. Y no contentos con ello, sin duda tras una comida viendo un telediario de finales de 2017, durante la cual probablemente alguna botella de Jumilla debió consumar su destino, se han decidido a sacar un nuevo libro, Historia absurda de Cataluña.

Sacar este libro, con la que está cayendo, está por ver si es acto de valentía o de suprema inconsciencia. Probablemente, de una combinación lineal de ambas. Claro que un servidor les agradece el riesgo que corren, ya que, al igual que con su primera obra, me he reído un montón.

Y es usando nuevamente la reducción al absurdo, es probable que el libro haga replantearse a muchos lectores, -sean o no nacionalistas, de Cataluña o del resto de España- muchas de las ideas machaconas que se han lanzado, de manera interesada y durante años, sobre la historia del Principat.

Y lo que es igualmente importante, lo hacen de forma desenfadada (si bien con algunas licencias para hilar con la actualidad) y sin recurrir a gilipolleces del tamaño del Camp Nou teorías de muy escaso fundamento, como las expuestas por el Institut de Nova Història (basadas en buena medida en mecanismos como los empleados por nuestro "amigo" Fomenko). Y es que, como ellos mismos postulan, aferrarse a las barbas de Wifredo el Velloso o a la camisa de Isabel la Católica para argumentar sobre los hechos políticos actuales parece, cuando menos, fútil.
Tener sentido del humor, especialmente con ciertos temas, suele denotar inteligencia (El Roto)
¿Era necesario este libro? Pues opino "de que sí":
  • Primero, porque a todos nos viene bien conocer mejor y sin sectarismos la historia de una región tan importante de España, dejando atrás tópicos y falsos dogmas al respecto. 
  • Segundo, porque mejor tomárselo con humor, que bastante bilis se ha segregado con el tema del Procés / la DUI (táchese lo que no proceda).
  • Tercero, porque siempre es buen momento para aplicar los dos puntos anteriores, pero con la que está cayendo por esos lares, parece más acertado que nunca el hacerlo precisamente ahora. 
Y es que, independientemente de como materializarla, contar con gente con la vis cómica necesaria en estos tiempos de cogérsela con papel de fumar políticamente correctos, se vuelve imprescindible. De hecho, el enfoque de todo esto recuerda, mutatis mutandis, a otro asunto relacionado, y que tiene a un célebre humorista catalán como una de sus principales caras visibles.

Por otra parte, imagino que a los autores les habrán dicho de todo en las últimas semanas, y probablemente desde ambas partes de la bronca que sigue en marcha, lo cual indicará que algo están haciendo bien. Además, tienen toda la intención de actualizar el libro conforme avancen los acontecimientos. Por mi parte, solo queda agradecerles la obra y darles ánimo para sus futuros proyectos. ¡Que no decaiga!
Ilustración de José David Morales para Historia absurda de Cataluña (Strambotic)

lunes, 9 de abril de 2018

El día en que me arriesgué a dar un curso de Historia de las mujeres.


Como dice el Gran Wyoming, “a veces cometo fallos para que me confundáis con un semidios” (je,je,je) y uno de ellos fue plantearme hacer un curso de “Historia de las mujeres”. Antes de que me tiréis a los leones, vayamos al principio de todo. El que os escribe, buscándose la vidilla, ha dado clase de todo en todos los sitios donde le han dado oportunidad: centros culturales, asociaciones culturales, academias...

Allí, al no ser educación reglada, lo que busca el alumno no es, evidentemente, un título sino aprender algo que le interese. Por tanto, tienes la obligación de buscar temáticas en la que se genere un interés y, por tanto, un número de alumnos suficiente para que el curso sea viable económicamente. Tengo la manía de tener necesidades que se pagan con dinero.

Todos los que nos hemos dedicado en un momento u otro a esta actividad tenemos claro que, mínimo, el 70% de nuestro alumnado estará conformado por mujeres que tienen un nivel cultural nada desdeñable y que están jubiladas. No me preguntéis por qué es así y dónde están los hombres. Cierto es que el número de hombres varía según la asignatura, pero en el mejor de los casos no superará el 40%.

La gente que va a estas actividades en muchos casos también llevan años apuntadas a cursos de todo tipo y saben de Arte e Historia mucho, muchísimo, lo que como decía te “obliga” a buscar temáticas novedosas. Pues bien, con mi santa ignorancia lo vi claro, “Historia de las mujeres”. Y por favor releed el título; no es “Grandes mujeres en la Historia” o “Grandes reinas de la Historia".

Tengo en casa todos los tomos de Historia de las mujeres coordinada por Duby y Perrot en casa, material de inicio más que de sobra que podría completar con estudios más particulares y actualizados. Tenía claro que en la Historia Antigua poca voz de mujer me podría encontrar, había que apoyarse en Arqueología, Arte y textos escritos casi por completo por hombres sobre las mujeres.

El mayor choque fue constatar la enorme misoginia de griegos y romanos a excepción, cosa que me sorprendió, de la mujer espartana. Otro de los descubrimientos fue la importancia de las mujeres en la expansión del cristianismo; y digo cristianismo porque en cuanto la religión católica se oficializó, la iglesia heredera de los valores de Grecia y Roma, y con ello de su misoginia, apartó a la mujer de la primera línea que ocupaba. 
Historia de las mujeres en Occidente, coordinado por Duby y Perrot. Fuente: Todocolección.net
Con la Edad Media no mejoró mi situación como profesor, lo que es poca cosa comparada con la situación de la mujer en dicho periodo que terminé llamando “la época de las monjas”. Es frustrante hacer un curso de “Historia de las mujeres” sin escuchar su voz salvo, y de ahí el nombre, a las monjas. Es inquietante pensar que en la Edad Media y Moderna la mujer era más libre en la celda de un convento que fuera de ella. Da que pensar. Y sí, está el oasis de “la querella de las mujeres” de Christine de Pizan, pero luego, en casi todos los casos: monjas, monjas y más monjas. Es imposible escuchar otra voz de mujer de manera directa. Solo quedaba acudir a textos, de nuevo, de hombres para hombres y a documentación “colateral” como testamentos y textos similares.

A finales de la Edad Media y comienzos de la Moderna nos encontramos, por ejemplo, con la corte de Isabel I de Castilla, donde se educaron sus hijas, entre otras, de una manera que asombró a Europa. Algún día hablaremos de ello. En la Edad Moderna, ironías de la vida, encontramos sobre todo la documentación que generó la Inquisición. Por medio de sus actas conocemos la vida de muchas mujeres y de sus defensas podemos sacar conclusiones.

Por eso son tan importantes casos como el de Lucrecia de León. Pero cuidado, son fuentes que debemos manejar con cuidado porque es producida por ellas en una situación de tensión defendiéndose de graves acusaciones y copiadas por hombres. Decir que en ella hablan las mujeres es obviar las autocensuras impuestas, las estrategias defensivas y la interpretación del secretario inquisitorial de las mismas. Cuidado a la hora de utilizarlas.

Portada de la obra más famosa de Christine de Pizan.
Fuente: Casa del Libro
Resumiendo, que llevaba medio curso y aún no habíamos podido escuchar a las mujeres que, o eran alejadas de la escritura por los hombres, o no sabían escribir o destruían lo que escribían para evitarse problemas. Con la Ilustración pudimos contar con un buen número de mujeres ilustradas pero, de nuevo, acabada la “revolución”, se dio las gracias a las mujeres y se les volvió a indicar el camino a sus aposentos. La Ilustración  no se pudo librar de la misoginia imperante. Eso sí, como profesor pude sacar más jugo y, por fin, leer textos de mujeres. ¡Cómo olvidar llegados a este punto a  Mary Wollstonecraft y a su hija Mary Shelley!

Los siglos XIX y XX fueron coser y cantar al contar con documentación de sobra. Dar el curso fue el mejor error que pude cometer ya que conseguí una perspectiva general de la historia de las mujeres. Será al calor de Mayo del 68, del que estamos a punto de celebrar su medio siglo, al que la historiografía se ocupe de las minorías; las mujeres, paradójicamente a pesar de ser una leve mayoría, pertenecen aún desgraciadamente a este grupo. Con ello quiero decir que la historia de las mujeres es una disciplina ya con cierto recorrido, pero joven, comparada con otros campos de estudio de la Historia.

Sobre todo, tiene que llegar a los programas de estudio. Al no hacerlo damos la sensación que los historiadores ignoran a las mujeres. Siempre digo lo mismo, la Historia no es machista, somos los que ejercemos la profesión los que tenemos la obligación de incluir a las mujeres si queremos hacer historia de mayor calidad, que es lo que más me interesa personalmente.

Este es el objetivo, que se incluya entre lo que contamos a los chavales en las aulas, aunque no debemos obviar la realidad de los muchos profesores de primaria y secundaria ahogados con programaciones kafkianas que no les permiten hablar de lo más básico. Aquí no daré solución alguna a algo tan complejo, no soy tan soberbio. Realmente no sabría ni por dónde empezar, pero identificar el problema es la primera parada para comenzar a solucionarlo.

Un saludo a todos.