lunes, 19 de marzo de 2018

Acto de presentación de la obra La Corte de Felipe IV (1621-1665).Reconfiguración de la Monarquía católica, Tomo III, vols. 1-4

Portada del tomo III. Volumen 4 de la obra. 
Fuente: Polifemo
Reseña realizada por Beatriz Bermejo Rueda, Juan Jiménez Castillo y Miriam Rodríguez para Licencia Histórica.

El 12 de marzo de 2018 se presentó la obra El 12 de marzo de 2018 se presentó la obra La Corte de Felipe IV (1621-1665).Reconfiguración de la Monarquía católica, Tomo III, vols. 1-4, en la sede de la Comunidad de Madrid, calle Alcalá, 31.   

El acto estuvo presidido por tres historiadores de gran renombre: Ricardo García Cárcel, Catedrático de Historia Moderna por la UB; María Soledad Arredondo, Profesora Titular de Literatura España en la UCM y Feliciano Barrios, Secretario Perpetuo de la Real Academia de la Historia  y Catedrático de Historia del Derecho y de las Instituciones de la UCLA, en una sala que se encontraba completa de público, entre los que cabe destacar a los coordinadores de la obra, el Catedrático José Martínez Millán y el profesor Manuel Rivero Rodríguez, además el editor de la obra publicada en Polifemo Ediciones, Ramón Alba, y otros muchos investigadores, colaboradores y amigos.

En primer lugar, tomó la palabra José Martínez Millán quien expresó su más sincero agradecimiento para todos aquellos que han colaborado en la obra, comenzando por la propia Comunidad de Madrid, la Consejería de Educación e Investigación (MINECO), así como a los más de setenta colaboradores de todo el mundo, que han podido completar lo que él mismo calificó de “una obra grande”, resultado de un estudio interdisciplinar bajo una misma metodología, “el estudio de Corte”; y calificó como original por su estructura: Casa Real, Corte y Reinos. Gracias a esta metodología con dicha investigación se ha introducido la Casa Real dentro de la Historia, estableciendo una revolución metodológica, con un planteamiento y paradigma nuevo.
El profesor Martínez Millán en un momento del acto.
A continuación tomó la palabra el profesor Manuel Rivero Rodríguez quien tuvo agradeció a José Martínez Millán la tarea de haber convencido a una multitud de investigadores para trabajar en este proyecto.  Y dar paso a la propia presentación de la obra por parte de los invitados para presentar la obra.

En primer lugar lo hizo el historiador Ricardo García Cárcel, quien agradeció la invitación y tuvo elogios para los coordinadores de la obra, aunque sentenció que este acto “es un homenaje a Martínez Millán”, como gran cabeza de este proyecto. Destacó su capacidad de trabajo y, principalmente, para hacer equipo, ya que de otra manera hubiera sido imposible terminar este proyecto.

Subrayó el paso fundamental dado desde sus estudios sobre la Inquisición al de la Corte, replanteando las viejas tesis de Marañón en el marco de la Corte de Felipe II. Este fue el inicio de una carrera histórica que de momento termina con esta colección de Felipe IV, que el propio García Cárcel sentenció de la siguiente manera: “me rindo a esta obra”.
María Soledad Arreondo, Feliciano Barrios y Ricardo García Cárcel. 
Destacó el subtítulo utilizado “Reconfiguración de la Monarquía católica”, invitando al debate y presentando una época en la que se produce una crisis de la identidad de la Monarquía, manifestándose principalmente en una nueva relación entre el monarca y Roma. Por último, escogió de entre todos los asuntos de la obra el referente al Gran Memorial del Conde-Duque de Olivares, por ser un personaje “apasionante y con infinidad de arquetipos”, pero sobre todo por la aportación que hace Manuel Rivero al sembrar la duda tanto de la autoría como de la cronología de la propia obra que esta establecida en 1624. Destaca la labor de inducir al debate y ensalza la relación causa-efecto entre el Memorial y las revueltas catalanas de 1640. Para el propio García Cárcel, tras leer la aportación de Rivero Rodríguez le induce a pensar que el Memorial bien pudiera ser una obra de José Patiño más que de Olivares.

La segunda intervención estuvo a cargo de la profesora María Soledad Arredondo Sirodey. Dedicó la mayor parte de su presentación a realizar un minucioso análisis sobre los contenidos dedicados a la parte religiosa y literatura cortesana, sintetizando capítulo a capítulo las aportaciones de cada uno de los investigadores.
De izquierda a derecha: profesor Martínez Millán, María Soledad Arreondo, Ricardo García Cárcel y Feliciano Barrios.
Por último, tomó la palabra Feliciano Barrios Pintado, quien comenzó su intervención resaltando dicho trabajo de la siguiente manera: “es la conclusión de una obra, no de una investigación”. Alabó la figura de Martínez Millán por atreverse a investigar los estudios de la Corte, dado que la historiografía sobre este campo a finales de 1970 era inexistente. Gracias a esta gran obra, la situación actual ha tomado un carácter plenamente renovado. Incidió en el carácter polémico del término “reconfiguración”,  así como en el estudio del Olivares que realiza el profesor Rivero Rodríguez, introduciendo al debate y apostando por una renovación del personaje del que no está todo dicho.

Concluyó elogiando la figura y capacidad de trabajo del coordinador principal,  ya que aún faltaría la presentación del Tomo IV de la obra de Felipe IV, que tiene prevista su publicación a finales de este año 2018.  Finalmente F. Barrios invitó al público a la lectura de la obra y a los historiadores advirtiéndoles lo siguiente: “nadie puede trabajar en la Corte, sin acudir a Martínez Millán”.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Rogamos que se respeten las reglas gramaticales y ortográficas en los comentarios.

Las faltas de respeto, la publicidad, spam, o cualquier otro comportamiento inadecuado implicarán la eliminación del comentario de manera taxativa.